¡Consumamos a granel!

Ilustración de Jorge Planas

Hace cincuenta años los envases de plástico, cartón y papel que cubren hoy día nuestros alimentos inundaron nuestro planeta con la llegada de las grandes superficies y los supermercados desplazando a los pequeños comercios locales en los que se compraba a granel desde siempre.

Este cambio en la forma de consumir ha supuesto millones de envases que tiramos cada día a la basura lo que ha generado una inmensa tala de bosques destinados al papel y al cartón. Con el consumo al granel se evita también la producción de plástico, que se hace a base de petróleo, se evita el uso de una enorme cantidad de contaminantes y energía en la producción del papel y los plásticos.

Hay más razones para volver a comprar a granel. Por ejemplo para los pequeños productores es beneficioso porque no tienen que envasar. La venta al peso hace posible que puedan acceder al mercado vendiendo sus productos puesto que no disponen de suficientes recursos para envasarlos. Ello también redunda en la variedad de alimentos que podemos encontrar. Los supermercados nos ofrecen mucha variedad de productos. Sin embargo, de un mismo alimento encontramos una sola versión. Por ejemplo, los supermercados sólo hay un tipo de judía verde. En cambio, si decidimos comprarlo al granel tendremos más variedad de este vegetal. En cuanto a la distribución también existen ventajas como que no hay que paletizar (transporte en palets) los productos y todo ello influye en la bajada de los precios de los productos

Para los consumidores son muchas las ventajas. Podemos comprar cantidades grandes sin envases. Esto nos puede permitir por ejemplo hacer compras grandes, guardando sólo sacos o cajas grandes en la despensa. O comprar cantidades tan pequeñas como queramos. Esto es especialmente ventajoso para los hogares con una o pocas personas y para los ciudadanos con recursos económicos muy limitados. Si compramos al granel siempre podremos comprobar la calidad y el estado de los productos. Al contrario que la compra en un supermercado convencional ya que muchas veces los envases nos impiden ver su calidad y estado.

Autor entrada: Natu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *